Autobuses en Tokio

Los autobuses en Tokio son una alternativa al metro y a las líneas de tren. Como principal ventaja, ofrece la posibilidad de ir viendo el ambiente de las calles, ¡aunque el del subsuelo tampoco es despreciable!

La mayor parte de los autobuses urbanos realizan rutas que comunican estaciones de tren, por lo que su uso no es tan complicado como en principio podría parecer.

Como punto negativo está el horario, ya que los últimos autobuses circulan a las 10 de la noche.

Tarifas

El precio de un billete sencillo es de 210 yenes. Los niños menores de 12 años pagan el 50%. Los bebés menores de un año viajan gratis.

Paga al salir

Al contrario que en el resto del mundo, en los autobuses japoneses se paga a la salida.

Si no tenéis ninguna tarjeta de transporte, deberéis introducir monedas o un billete de mil yenes en la ranura correspondiente. La máquina entrega el cambio de forma automática.

¿Es recomendable utilizar el autobús?

Lo cierto es que, teniendo el metro, la línea Yamanote y el resto de líneas de tren, moverse en autobús por Tokio no tiene mucha lógica a la hora de visitar la ciudad: es más complicado y lento que otros medios de transporte.