Metro de Tokio

Actualmente la red de metro de Tokio tiene 13 líneas y transporta a más de 8 millones de tokiotas cada día.

Plano de transporte de Tokio
Plano de transporte de Tokio

El metro de Tokio es, junto a la línea Yamanote, la forma más rápida de desplazarse por la ciudad y los alrededores. La puntualidad y la frecuencia de los trenes es un modelo a seguir para el resto del mundo.

La construcción del metro de Tokio comenzó en 1925 y su primera línea abrió en 1927, comunicando Asakusa y Ueno.

¿Es complicado?

Aunque al ver el mapa de transportes de Tokio penséis que utilizar el metro puede ser imposible, es casi tan fácil como en cualquier ciudad, la única diferencia que hay entre el metro de Tokio y el de otras ciudades es que en éste hay dos redes distintas operadas por dos compañías independientes: Tokyo Metro y Toei.

El hecho de que sean dos redes de metro distintas implica que los billetes de una red no valen para la otra, aunque se pueden adquirir billetes combinados con un pequeño descuento.

Tarifas

El precio del billete varía en función de la distancia recorrida:

  • De 1 a 6 kilómetros: 170 yenes.
  • De 7 a 11 kilómetros: 200 yenes.
  • De 12 a 19 kilómtetros: 240 yenes.
  • De 20 a 27 kilómetros: 280 yenes.
  • De 28 a 40 kilómetros: 310 yenes.
  • Billete diario de Tokyo Metro: 600 yenes.
  • Billete diario de Toei: 700 yenes.
  • Billete diario para las dos redes de metro: 800 yenes.

Adquiriendo los billetes sencillos de 10 en 10 se obtiene un billete adicional. Los niños tienen un descuento del 50% en todas las tarifas.

¿Qué billete comprar?

Excepto que no vayáis a utilizar mucho el metro, por precio y comodidad la mejor opción es adquirir los billetes diarios. Si vuestro hotel no se encuentra cerca de alguna línea de Toei, comprando el billete de 710 yenes para la red de Tokyo Metro podréis llegar a todos los puntos de interés.

¿Cómo comprar un billete sencillo?

Si queréis comprar billetes sencillos tenéis que buscar vuestro destino final en los planos de la estación. Al lado del nombre de cada estación veréis el precio del trayecto. En las máquinas automáticas tendréis que pulsar la tecla de ese valor e introducir el dinero.

Para evitar este proceso y no tener que perder tiempo en cada trayecto, siempre es interesante hacerse con una tarjeta Suica/Pasmo.

Curiosidades

El metro de Tokio tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, entre las mejores están la calidad del servicio y la extraña tranquilidad que se respira a pesar de las miles de personas que te rodean. Al igual que en los trenes, está prohibido utilizar el teléfono y los japoneses lo cumplen al 100%, son extremadamente silenciosos y respetuosos.

Lo peor del metro de Tokio es el pequeño tamaño de algunas estaciones y la falta de escaleras mecánicas y ascensores en gran parte de ellas.