Asakusa

Asakusa es uno de los barrios con más historia del centro de Tokio. Los grandes carteles luminosos dejan paso a los templos y el maquillaje es sustituido por atuendos más tradicionales.

Templo Sensoji

Aunque después de visitar Kyoto pierda fuerza, lo cierto es que Sensoji es el templo más antiguo e importante de Tokio y constituye un motivo suficiente para visitar Asakusa.

Para llegar al templo deberéis recorrer la concurrida calle comercial Nakamise Dori y atravesar la puerta de Kaminarimon. Lo más llamativo de esta puerta es la enorme linterna de 4 metros de altura que cuelga de ella.

El templo está formado por la sala principal, reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial, y por una pagoda de 55 metros de altura.

Otras visitas

Si bien no es nuestra calle predilecta, en Kappabashi Dogugai encontraréis las tiendas que suministran a los restaurantes las réplicas de los platos que éstos exponen en sus vitrinas, un extraño regalo sorprendentemente solicitado.

Para llegar a esta calle tendréis que abandonar el templo por la parte izquierda de sus jardines y caminar unos 300 metros cruzando la vía principal. Dejad las prisas a un lado y aprovechad para callejear brevemente por estas calles.

Transporte

Metro: Asakusa, líneas Asakusa (A) y Ginza (G).

Lugares próximos

Museo Edo-Tokyo (1.7 km)
Museo Nacional de Tokio (2 km)
Parque Ueno (2.1 km)
Akihabara (2.6 km)
Ginza (5.4 km)